Los límites entre interior y exterior se difuminan gracias a la fachada acristalada y la prolongación del volumen superior sobre la terraza Los límites entre interior y exterior se difuminan gracias a la fachada acristalada y la prolongación del volumen superior sobre la terraza

Adosados en Son Fuster



tipología
residencial unifamiliar/ fecha 2007-2010/ tamaño 440m2/ estado proyecto

El proyecto para realizar tres casas adosadas se plantea desde el principio no como una suma de tres casas repetidas sino como un único conjunto, un volumen, un todo. Uno de los condicionantes importantes del solar es la normativa regida por el volumen construido en lugar de por la superficie. En lugar de tomar esta medida como un problema se toma como ventaja o idea a partir de la cual desarrollar el proyecto.
Se trata entonces de que estos pequeños solares y sus correspondientes pequeñas viviendas tengan o parezca que tengan un volumen y una superficie mayor. Con esa intención se crean diferentes patios acristalados, tanto en fachada, para crear porches imaginarios, como dentro de la propia vivienda, que alargan las visuales entre las diferentes estancias o entre una estancia y el exterior. 
El programa de las viviendas si se mantiene en las tres, salvo por el tamaño, disponiendo las estancias de día en la planta baja, con acceso desde el nivel de calle, tanto peatonal como rodado, y posteriormente, abertura total de los salones con salida al jardín y la piscina. Mientras, en la planta primera, se sitúa la zona de noche. 
Por sencillez de ejecución y claridad volumétrica se plantea un mortero de cal, natural y transpirable, como único material de revestimiento de las fachadas. En las terrazas y los falsos techos se colocan tarimas de madera de IPE que otorgan calidez a las zonas exteriores. El juego de luces y sombras, creado por la aparición de llenos y vacíos, resalta los diferentes planos de fachadas, unas veces macizas y otras acristaladas. 

 

BARRA SELLOS CALIDAD 2

Log In or Register